Desde el 1 de Junio de 2013, si posees un inmueble que quieras vender o alquilar, será obligatorio que el contrato de compraventa o arrendamiento incluya el certificado energético.
Conseguir el certificado energético es sencillo, sólo debe seguir los siguientes pasos.

1. Identifique a un técnico competente: Todas las comunidades autónomas están obligadas a elaborar un registro de profesionales habilitados para realizar el certificado energético. Hay que tener en cuenta que cada comunidad ha definido un órgano competente para este asunto. Pero sólo debe consultar el registro para asegurarse de que su certificado energético lo realiza un técnico acreditado.

2. Solicite presupuesto y concrete una cita con el técnico: El precio del certificado energético es libre, lo que ha dado pie a numerosas ofertas de dudosa fiabilidad. Puesto que el certificado energético incluye recomendaciones para mejorar la eficiencia energética, algunos ofrecen el certificado energético de forma gratuita, pero a cambio de ejecutar después las obras de reforma recomendadas. También se dan casos de ofertas en las que de antemano se garantiza un certificado energético positivo, lo que va en cntra del rigor de esta etiqueta.
Cada comunidad aplica un sistema de control del certificado energético, y si se detectan incoherencias, se comunicará al propietario, que tendrá un plazo de subsanación o presentación de alegaciones antes de proceder, en su caso, a modificar la calificación. Es por ello que no habrá que fiarse de fórmulas dudosas, ya que sería muy probable que el certificado energético no sea exhaustivo y esté condicionado por la oferta.

3. Comunique el certificado energético a la comunidad autónoma: Cuando el técnico haya evaluado la vivienda y esté elaborado el certificado energético, habrá que comunicarlo al organismo competente en cada región. El certificado energético no tendrá validez si no es revisado por la administración, que comprobará que la evaluación se realizó de forma correcta y que la calificación de la vivienda es la adecuada. De aquí la importancia de haber efectuado una calificación exhaustiva.

4. Recibir el número de registro: Después de unos dos días hábiles, dependiendo de la comunidad, se obtendrá la etiqueta de eficiencia energética con el número de registro asignado, lo que significará que esa vivienda ya ha obtenido su certificado energético y está registrada con la supervisión administrativa correspondiente.
Las comunidades autónomas están obligadas a crear un registro público con los inmuebles acreditados y su correspondiente certificado energético, a los que se les asigna un número de registro.
El certificado energético tendrá una validez máxima de 10 años, siendo el propietario el responsable de su renovación.

5. Incluir el certificado energético en los anuncios de venta o alquiler. El Real Decreto establece que la etiqueta del certificado energético debe incluirse en toda oferta, promoción y publicidad dirigida a la venta o alquiler.