FOTO_APARTADO_ASESORIA_ENERGETICA

Con un histórico de facturas de suministros eléctricos se estudiará la posibilidad de adaptar el término de potencia contratado a la dinámica de funcionamiento de la instalación, así como la viabilidad de instalación de baterías de condensadores para evitar la penalización por energía reactiva. Igualmente, se estudiarán las diferentes alternativas de contratación en el mercado libre que resulten más ventajosas económicamente para el cliente.

Posteriormente se realiza una previsión de los consumos energéticos del edificio y los compararemos con los datos de facturación eléctrica, gas, etc… aportados durante un periodo mínimo de dos años. De esta manera se podrán determinar posibles excesos de consumo y averiguar sus causas. El objetivo de esta etapa es detectar los puntos críticos en cuanto a consumos y malas prácticas y establecer un plan de acción en cuanto a los períodos y puntos de toma de datos y medidas “in situ”.