foto caption

Auditoria energética es un proceso sistemático mediante el que se obtiene un conocimiento suficientemente fiable del consumo energético global. Los beneficios y ventajas de la Auditoria energética son conocer donde se desperdicia la energía. Podemos conocer aquellos puntos de consumo excesivos e incidir sobre ellos para disminuir gastos innecesarios sobre todo cuando:

  • Se emplean aparatos poco eficientes.
  • Se lleva a cabo un escaso mantenimiento en los equipos.
  • Se producen pérdidas de calor o de frío por un aislamiento deficiente.
  • Hay un desconocimiento de los hábitos adecuados de consumo.

A través de una Auditoria energética se consigue una optimización del consumo energético, lo que se traduce en una importante reducción de costes y una disminución de las emisiones de CO2. Esto se traduce en una contribución a la mejora del calentamiento global y de la imagen de la empresa al contribuir al bienestar social desde los diferentes sectores de consumos energéticos como:

  • Administraciones Públicas: Municipios, que tengan bajo su gestión edificios con alto consumo energético (Polideportivos, colegios, museos, residencias, piscinas etc.)
  • Empresas de servicios: Hoteles, Hospitales, Universidades etc.
  • Comunidades de propietarios
  • Promotoras y constructoras, etc.