foto caption

Este certificado energético es similar al que aparece en los electrodomésticos y también en los edificios de nueva construcción. Dicho certificado energético consistirá en un documento o ficha que indicará lo eficiente que es nuestro edificio. Dependiendo del color que tenga el certificado energético será más eficiente o menos, cada color va asociado a una categoría que va de la más eficiente, la A, a la menos eficiente, la G.

La conclusión de esto es que a menos eficiente el edificio, el coste económico de mantenimiento de esa vivienda será más caro a la larga, además de ser más contaminante y menos respetuoso con el medio ambiente.